Formación en Coaching


Formación en Coaching

El coaching ha venido para quedarse, es una conclusión después de cinco años viviendo y trabajando en este apasionante mundo del desarrollo personal, profesional y organizacional. 

Fue al principio de éste periplo, cuando algunas voces se alzaban para decir que el coaching no era más que una moda pasajera, ¿?,…, pues habría que haber realizado entonces la típica pregunta propia de un proceso de coaching, ¿qué entiende usted por pasajera?,…., porque la realidad es que han pasado cinco años y la sensibilidad, demanda y acercamiento a este universo es cada vez mayor (el número de personas que se forman va creciendo año tras año), y los resultados no dejan indiferente a quienes lo prueban, tanto en el terreno personal como empresarial, con una conclusión común…, el objetivo que se planteaban los clientes lo tienen considerablemente más cerca o lo han conseguido, y sobre todo se ven en un punto del trayecto totalmente distinto, a nivel de motivación, de autoconocimiento y de responsabilidad hacia dicho objetivo.

Y precisamente ese es el gran fín que trabaja el coaching, el servir de acompañamiento a una persona u organización a conseguir unas metas, a desarrollar unas potencialidades o a superar ciertos bloqueos que se antepongan en su camino al éxito, y para ello el coaching se vale de herramientas y metodología que lo hacen preciso, efectivo y rentable.

Esta metodología y herramientas aún sin ser nuevas, sí que representan en su unión y fusión una cierta novedad en el trabajo con personas y empresas. No podemos decir que es nuevo hacer preguntas, puesto que ya lo manifestó y lo hizo suyo SÓCRATES, pero sí que es nuevo su fusión con otras herramientas procedentes de la psicología, de la programación neurolingüística, de la consultoría, de influencias orientales, etc…

En el mundo empresarial, como ya hemos hecho alusión anteriormente, la repercusión está siendo muy importante puesto que permite enfocar cuestiones desde un prisma participativo, de cohesión y de construcción y con una clara vocación a la obtención de resultados y objetivos, tanto de los integrantes, como de los equipos y por ende de la propia empresa en cuestión. De ahí que cada vez más se esté integrando en el ámbito empresarial, un nuevo estilo de liderazgo, de gestión y dirección que se encuadra en lo que se está denominando DIRECTIVO-COACH.

Hablar del cómo, sería hablar de un proceso en su integridad y quizás nos podríamos alargar más de lo esperado, pero sí que es verdad que sin ser la metodología en cuestión, podríamos identificar cinco claves que un buen coach ha de testar en su cliente (persona, profesional, equipo u empresa), y que son la motivación al cambio, la toma de conciencia, la confianza y la autoestima, la responsabilidad y el compromiso y por último la ACCIÓN.

ACCIÓN en mayúscula, ya que una de las cuestiones que más distingue al coaching es la acción por parte del cliente, el cumplimiento de un plan de acción que éste se asigna y diseña, y que por supuesto le acerca a su objetivo, y esto “aderezado” con un nivel de compromiso hacia sí mismo y su futuro (objetivo) que le responsabilizará del proceso.

Eso sí, hablar de coaching no es hablar de la “panacea” a todos los “males” de una persona, profesional u organización. Hablar de coaching y sacar el máximo rendimiento al mismo exige por una parte la aplicación profesional de todos los conocimientos que lleva implícito por parte del coach (muy importante y casi vital trabajo con coaches certificados por las asociaciones de coaching nacionales e internacionales) y por otra, el compromiso e implicación del cliente en su propio proceso de mejora.

Para terminar, tan sólo una conclusión, si el coaching en algún momento nos deja,…, aprovechemos entonces el tiempo hasta entonces para MEJORAR aquello que queramos MEJORAR, puesto que ahora es el momento para ello (ya que es el único que tenemos).

En este sentido, desde el Departamento de Administración de Empresas y Marketing de la Universidad De Sevilla, y gracias al Centro de Formación Permanente ofertamos dos tipos de cursos de Formación Continua sobre esta interesante metodología: (1) Coaching ejecutivo y personal, curso con 4 ediciones ya, y dirigido a todos aquellos que quieran iniciarse en el coaching y su metodología y (2) Coaching en la Dirección empresarial, dirigido específicamente a directivos de pequeñas y mediadas empresas en versión de fin de semana.

Para todo ello, contamos con Pedro Marcos, coach certificado y socio-director de EFIC (Escuela de Formación Integral en Coaching), profesional contrastado en el sector y que ha tenido la gentileza de colaborar con el Departamento para el desarrollo de estos dos programas de formación.

Pedro Marcos
Gabriel Cepeda
Comisión Académica Curso "Coaching ejecutivo y personal"

 
Código QR CFP

Centro de Formación Permanente. UNIVERSIDAD DE SEVILLA. Paseo de las Delicias – 41013 Sevilla (España).
Tlf: 954 487 420  -  https://cfp.us.es/

Nº VISITAS:  20742704
© 2007 Centro de Formación Permanente